inicio cuevas de Burgos zona alto tejuelo Actividades fotografías documentales montaña barrancos historia enlaces
El TRIFÓN - tercer manantial
Hoz de Arreba - (Burgos)....................................................................G.E. Niphargus

Entrada antes de la desobstrucción
EXPLORACIÓN Y TOPOGRAFÍA EN CURSO


Entrada después de la desobstrucción


La galería freática, que va desde la entrada de la cueva, tiene 653 metros de recorrido ya explorados y topografiados. Y las galerías inactivas están en proceso de exploración y topografía. La cartografía suma más de 3.000 m. de desarrollo hasta el momento.

VER VIDEO RESUMEN "EL TRIFÓN" VER reportaje de fotografías

Para visitar la cueva, se requiere permiso del grupo de exploración. Es un manantial de donde bebe la gente del pueblo.

Memoria de un trabajo de desobstrucción en una cueva. Del 2001 al 2003.-

No ha sido la casualidad, ni la información del pastor de turno, ni el comentario en el bar del pueblo lo que llevó al G. E. Niphargus hasta la Surgencia del Trifón. Desde hace varios años, cuando se trabajaba en el Complejo de Piscarciano–Vacas–Arenas, en la década de los ochenta, ya se tenía intención de atacar una cueva que se suponía que estaba ahí y que la delataba un manantial permanente, así como un boquete maltrecho en un talud que se levanta a poco más de tres metros por encima de la fuente, donde toman el agua para el abastecimiento de la zona.
También conocíamos una cueva que está a unos cincuenta metros de la anterior, y donde teníamos puestas casi todas nuestras esperanzas, puesto que fue aquí donde se iniciaron los esfuerzos por abrir paso hacia la cavidad del Trifón. Había que eliminar una panza de roca para poder acceder a la próxima estancia de la cueva. Mientras se realizaba la operación, también se desescombraba el boquete del talud. El primer intento funcionó, pero la exploración se acaba a pocos metros en un profundo tapón de barro. Sin embargo, el desescombro del boquete nos descubre una corriente de aire considerable. Todo el material de desobstrucción es trasladado al lugar. Comienza la aventura del Trifón.
Dos años más tarde, compañeros del G. E. Ribereño de Aranda de Duero y del G. E. Matallana de León, se interesan por el proyecto y se brindan para colaborar conjuntamente con El G. E. Niphargus en la desobstrucción. Puestos de acuerdo en unir los esfuerzos, se solicita la zona de trabajo a la Federación Castellana y Leonesa de Espeleología y se constituye formalmente el interclub
.
Una vez terminados los primeros sondeos, El G.E. Niphargus asume en solitario la exploración, topografía e información detallada de la cueva.

EXPEDICIONES Y ACTIVIDADES DESOBSTRUCIÓN.-

Día 21 de Julio de 2001.-
Tras la corriente de aire, aparece una grieta profunda e impenetrable. VER VIDEO DESOBSTRUCCIÓN PRIMER DÍA
El resultado es bueno, pero lento. No obstante, se alcanzan más de tres metros de túnel al finalizar la jornada.

10 de Agosto de 2002.-
Ha pasado un año desde aquel día en que se iniciaron los trabajos de desobstrucción. Con ánimos renovados y gran dosis de trabajo y paciencia, siete componentes del G.E. Niphargus siguen los trabajos y ensanchan la estancia del túnel. La cueva sigue soplando.

21 y 22 de Septiembre de 2002.-
Estamos en plena roca caliza y hay que adoptar medidas más prácticas. Seis componentes del G.E. Niphargus se sitúan un metro más en el interior de la diaclasa, después de estas jornadas.

13 de Octubre de 2002.-
La grieta se estrecha por arriba y por abajo. Nuevamente, seis del Niphargus vuelven a la carga para ganar espacio. Cada metro hacia el interior, hace más evidente la llegada a una zona amplia de la cueva.

2 y 3 de Septiembre de 2003.-
Ha transcurrido otro año más. Ahora, la iniciativa la toman compañeros del G.E. Ribereño, que aportan técnicas diferentes y al parecer por los resultados, más contundentes. El interés por la cueva crece y se vuelve la semana siguiente.

6 y 7 de Septiembre de 2003.-
La diaclasa sigue creciendo. Se trabaja en conjunto y se gana un metro y medio al túnel hacia el interior. Los del G.E.N. han llevado la cámara de video para testimoniar los trabajos de desobstrucción del Trifón.


15 y 16 de Septiembre de 2003.-
Nuevamente termina el fin de semana con otro metro y medio más. El optimismo es evidente entre los exploradores del Ribereño y Niphargus. El agua se oye más cercana y el aire no sopla tan fuerte. Parece claro que estamos muy cerca.

17 de Octubre de 2003.-
Jornada de transición. Se pica en las paredes para hacer más cómodo el trabajo que queda. Este fin de semana, hemos visto claramente la posibilidad real de llegar a buen fin.

8 y 9 de Noviembre de 2003.-
Un explorador del G.E. Matallana, de León se une a los trabajos. Aporta nuevas técnicas que son bien recibidas por los grupos de Burgos. Se desobstruye una parte importante.

13 al 16 de Noviembre de 2003.-
Solo han llegado del Grupo Espeleológico Ribereño. Tienen claro que se acerca el invierno y después ya no se podrá trabajar. El túnel será inundado por las avenidas de agua. Ya podemos entrar por una estrechez, pero esperamos a la próxima semana.

22 y 23 de Noviembre de 2003.-
Ya estamos dentro. Avanzamos por una diaclasa inundada en oposición, durante unos 20 metros. Al llegar a un ensanche, retrocedemos para evitar caer al agua y darnos el remojón. Hay que volver con el neopreno. La cueva promete.

29 de Noviembre de 2003.-
Se conecta con la cueva. Hacemos la primera exploración y sacamos un croquis aproximado de lo que se ha explorado. Calculamos algo más de quinientos metros de galería con agua y alrededor de un kilómetro la parte fósil de la cueva. Estamos entusiasmados y creemos que estamos en una gran cavidad.

13 y 14 de Diciembre de 2003.-
Todavía hay tiempo para desobstruir la primera estrechez. Llueve todo el día y el agua sube de nivel muy rápidamente. Hay que abandonar ese lugar y se topografía el total de la desobstrucción: 10 metros.

NUEVAS EXPLORACIONES


Agosto, Septiembre de 209, 2010 y 2011, 2012 y 2013 .-

Se continúa la topografía y exploración en las galerías inactivas de la cueva (piso superior). Se explora en una lateral hacia el río que tiene posibilidades de continuar a través de una estrechez incómoda y de acceso difícil. Se pausan las labores de exploración y topografía.

Mayo, Junio, Julio, Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre de 2016.-
Se retoman las exploraciones y se coloca un vivac y una zona de cambio de ropa.
Ahora se vuelve a retopografiar la cueva al tiempo que se siguen exploraciones por zonas de incógnitas, apareciendo un tercer nivel. El trabajo sistemático da buenos resultados y las exploraciones siguen aportando nuevas zonas a la cueva. Aprovechando el bajo nivel de agua, se supera un sifón con apenas 20 cm. de aire entre el agua y el techo que nos pone en una nueva galería. Tras una escalada, accedemos a la galería "Rasputín". Los trabajos continúan en la actualidad.

Situación general.-
La cueva del Trifón se sitúa en las proximidades de Hoz de Arreba, al norte de la provincia de Burgos, en el partido judicial de Soncillo y perteneciente al Valle de Valdebezana.
La modesta economía de la localidad es similar a la de toda la Cornisa Cantábrica, aunque en este caso, tiene mayor presencia la agricultura frente a la ganadería.
El Valle de Valdebezana presenta un clima a caballo entre la España Atlántica y Mediterránea, pues su situación y complicada orografía le hace asumir un clima húmedo, de intensas precipitaciones y oscilaciones moderadas de temperatura. Un sinuoso y fallado relieve formado fundamentalmente por terrenos mesozoicos y materiales sedimentarios del Cretácico y surcado por diversos cauces de agua, presenta numerosas cavidades entre las que destaca el Complejo de Piscarciano- Vacas- Arenas. Se desarrolla sobre un paquete calizo dolomítico de cronología turoniense – coniaciense, con calizas cristalinas.


Situación de la Surgencia del Trifón.-
Es uno de los tres manantiales que dan nombre al río Trifón (tres fuentes). Un segundo manantial sale de la Cueva de Las Arenas y la tercera fuente mana en el rellano de una de las campas de la margen izquierda del río.

Enclave geológico.-
Esperamos tener un estudio completo cuando se termine la topografía, aunque ya existe una elaborada descripción de la zona geológica en el libro publicado por el G.E.Niphargus en 1995 titulado: El Complejo Kárstico de PISCARCIANO–VACAS–ARENAS.

Morfología de la Surgencia del TRIFÓN.-
Se accede por un túnel escavado artificialmente de 10 metros de longitud. Un pequeño y estrecho salto, nos pone sobre la vía de agua que sale por el manantial y que toma la dirección principal de la galería. Sopla fuerte la corriente de aire y era habitual (cuando se usaba el carburo) que se apagase la luz de acetileno. La primera estrechez nos sitúa en un pequeño resalte seco, pero enseguida, deberemos sumergirnos en el agua sin hacer pie y con las paredes de la diaclasa a menos de medio metro entre sí. Esta situación la deberemos soportar al menos durante treinta metros, donde se abre una sala con relleno de detritos clásticos y donde la cueva toma una dirección perpendicular a la derecha, para volver de nuevo a su rumbo general, lo que le confiere un dibujo en forma de zeta.

Remontada esta sala, llegamos a un punto en el que se pueden tomar dos vías de progresión. Una, por la grieta que nos conduce de nuevo al agua y otra, justo por en cima, que también nos traslada al mismo lugar. Si hemos elegido la ruta del agua llegaremos a una zona donde la superficie del agua se encuentra muy cerca del techo de la galería. Es con toda seguridad el lugar que primero se sifona cuando sube el nivel freático. Mejor elegir la ruta por la gatera que vemos enfrente a la dirección de la marcha (habitual en las exploraciones actuales).
A partir de este punto, se produce un cambio espectacular. Las reducidas dimensiones se transforman, el aspecto frío y desangelado aparece adornado y las paredes comienzan a enseñarnos una gama de colores variada. El agua cubre poco más que las botas, según qué tramos y la progresión se hace más llevadera. El techo crece sin parar y la roca nos describe a golpe de gubia los lugares más erosionados por la fuerza del agua. De repente, aparece un espectacular promontorio jalonado de estalagmitas y un manto blanco que asciende unos 5 metros. El techo parece haber desaparecido, pero en un escarpe pegado a la pared, se ve una gran cavidad que nos llevará hasta una corta zona fósil con dos diaclasas (en una de ellas, hemos visto raíces, por lo que es de suponer un acercamiento a la superficie en ese punto) y un pequeño rincón repleto de espeleotemas.

La galería del río continúa sin grandes variaciones que reseñar, hasta llegar a una zona laminada, donde el techo baja considerablemente. Poco después, esta galería se inunda hasta obligarnos a nadar. Hemos llegado al sifón principal. Aquí desaparece de momento el agua, pero una abertura triangular jalonada de barro por todas partes, con un canal en el suelo por donde circula un hilo de agua, nos va a trasladar a una sala con el techo muy alto y que también está adornada de barro por los cuatro costados, debido seguramente a los depósitos que deja el agua en época de inundaciones. Haciendo una fácil trepada por una de las paredes de la sala, entramos en otra dimensión de la cueva. Es la galería fósil.
Casi colmatada en algunos tramos por formaciones de calcita, con el suelo concrecionado, en algunos lugares en fase de formación, y de generosas dimensiones, lo que más llama la atención es el amplio espectro de colores con que nos obsequia la visión de este lugar, sumamente frágil. Aunque la galería tiene su máximo desarrollo en dirección noroeste, también se extiende en dirección contraria, hasta ponerse encima del río.
Es al menos en dos ocasiones, cuando galerías tipo laminador surgen en el lateral derecho de la principal, para tomar un sentido descendente y llegar a un lugar con chimenea y sifón de agua impenetrable.En la zona más alejada de la cueva, cuando esto ocurre, es necesario trepar ayudado de unos spits colocados para el caso y llegar a otra zona en forma de tubo que también desciende hasta llegar de nuevo a un sifón infranqueable por medios normales.

Esta circunstancia nos inclina a pensar, en la misma red hídrica que dejamos en el sifón principal, que se topa con grietas perpendiculares a las que se accede desde la galería fósil. La zona más espectacular en cuanto a dimensiones se encuentra en el final de esta galería, con bloques a los que hay que trepar y por donde todavía no se ha encontrado ninguna conexión con la probable continuación, puesto que ha sido obstruida por este proceso clástico.
Tras nuevas exploraciones (en curso) la cueva tiene un tercer nivel con procesos clásticos muy antiguos.
Memoria de los trabajos realizados durante la campaña de 2016 por el Grupo Espeleológico Niphargus.
La exploración de esta cavidad, normalmente se reduce a la época estival, entre los meses de junio y octubre, dependiendo de la época de lluvias. Aún así, es necesaria la utilización de neopreno.
La temperatura de la cueva en la zona del sifón principal es de 9º y la humedad relativa del aire del 100%, datos tomados en el mes de agosto de 2004.